jueves, 19 de enero de 2012

Minería en Latinoamérica. Somos David


Nos compadecemos cuando vemos un perro hambriento en la calle.
Muchos de nosotros reaccionamos igual ante esto y un niño pidiendo monedas para poder comer.
Creo que esta reacción habla de los sentimientos del ser humano que los “padece”.

Ahora pongámonos a pensar en un escenario posible: algo que haga sufrir a un niño, a un perro, a las palomas, los peces, los pumas, en fin a todo animal conocido, con una desgracia similar. Que todos ellos se intoxiquen. Que todos y cada uno sean envenenados. Que además muchos de ellos pierdan su lugar para vivir en este planeta.
Terrible ¿No?

Pero esto no es ciencia ficción. No es una mala película que uno ve para sufrir un rato de masoquismo y luego puede proseguir con su vida así como así.
Esto es una realidad.
Esto está pasando ahora.
En todo Latinoamérica se está viviendo un fenómeno ambiental, político, social y económico que hace de la minería el gran monstruo de la película que imaginábamos.

El escenario se plantea como un grupo de mineras transnacionales, todopoderosas en el plano económico, con arraigados y “aceitados” contactos con los gobiernos locales y nacionales. Con una billetera ilimitada para comprar voluntades de funcionarios, periodistas, formadores de opinión, etc.

Pero no se trata de otra cosa que David contra Goliat. El enorme soldado Goliat fue vencido con astucia. En las apuestas previas David no tenía chances! Sólo el encontrar la herramienta correcta y el tener la voluntad de actuar para sobrevivir, fue el mérito del pequeño David.

Hoy más que nunca somos David. Que por otra parte no era pequeño, sino normal, del tamaño de los demás. No era un super héroe. Sólo que se enfrentaba a alguien de tamaño descomunal, y esto no le evitó actuar. Para salvarse, para sobrevivr.

Hoy más que nunca somos David.
Imaginen muchos David apedreando al mismo tiempo al enorme monstruo. Desde distintos lugares, con distintas herramientas.

Hoy más que nunca somos David. Porque “SI SE PUEDE!”

Eduardo Murphy
Director
Centro Argentino para el Derecho Animal y Ambiental


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar